Crepuscular

no voy a escribirle al amor
jamás a ese tonto e idealizado amor,
en él que no creo nada (quizá poco)
no, ¡no le creo ni una pizca!
ya tuve de esos ¡cientos! amores
corrosivos, celosos, compulsivos

que son un anti-amor que
destruye muros fuertes,
que te obsesiona
te deja sin piso
con las defensas bajas,
no, tuve de ellos ¡miles!
ya amé con mi complacer y
dije sí cuando imploré un no

por lo que, este es el antídoto,
te entrego este queer-intento:
me descubro en debilidades
las convierto en fortaleza
en batallas conquistadas
no me rindo ni cedo sueños
amo con pasión, con deseo,
ya no con inseguridad
amo con mi pensamiento

te escojo y me escojo primero
me comparto y te consiento hacerlo
admito que me beses sin juramentos
que te quedes sin alientos
desbordado de afectos
¡no quiero darte nada!
sino mi aura etérea
momentánea, pasajera
yo no quiero una promesa
me basta con que me escojas
para compartir una tarde como esta 

Amarat

Anuncios

Pienso

Pienso, la verdad indiscutible por la que parte Descartes:
Pienso, luego existo; luego soy, luego desaparezco,
me sumerjo en mis adentros, reflexiones me llevan lejos,
impulsos eléctricos que despegan mis pies del suelo,
que me empujan y me transportan al multiverso añorado;
cuando entre tanto, el espacio se divide en partículas microscópicas que
componen galaxias, estrellas, microorganismos con vida o restos de ella,
divago… deambulo, mi pensamiento se torna sombrío como certero :
somos nada, somos uno, una casualidad entre trillones

energía creciente que forma universos paralelos,
tan   a n ó n i m o s   como nuestro   u l t e r i o r,
probabilidades, oportunidades, depende del ángulo focal,
del filtro que nos ponemos al ver, como quién pasa a mirar;
pienso, pienso mucho, requiero un por qué y un para qué,
mientras ideas surgen innatas como huella del infinito estelar,
como si alguna célula en mí lo supiese desde de siempre,
como si estuviese impreso en alguna parte, de cierta forma
Pienso, luego existo ¿O existo y por ende pienso?

existo, siento ¿o es un parecer? una distracción de “La mátrix”
nuestras percepciones nos restringen, las falsas creencias,
la incrédula fe de creer que somos los elegidos,
la ignorancia de suponer que estamos solos,
en este ámbito consumista que aleja la autenticidad
que esperamos desde el inicio de la era, desde la razón;
y qué será, qué será, no cesan mis ansias de cuestionar,
porque pienso, siento, soy y es esa la sociedad salvada
los que sienten, piensan, s o n. 

Amarat

(Este poema lo escribí en el 2012, leía sobre Descartes y cómo su pensamiento fue aplazado por nuevos filósofos -como Spinoza- y me quedé pensando, en la evolución de las teorías, qué mágico resulta el cuestionar)

Barroco

Un tiempo donde la vida es un sueño
y los sueños son la vida misma,
hay un tiempo, sí; mas ya no lo habrá,
quedará en el vacío de viejas épocas,
cuando ansiábamos no despertar, en
cual eras el día altivo; yo, la noche calma,
juntándonos a hurtadillas, para el ciclo pasar

¡Ay!, ¿Qué serán de las memorias perdidas? ¿las hallarán
o las rescatarán del inmundo infinito paso firme del reloj?
¿Impedirán que se esfumen del contexto que no viviremos?
¿Se mantendrán anécdotas de una tarde que no debió acabar?

Quién nos recordará cuando pasen cien años
y la tierra 
nos haya absorbido, dejando huesos
que no extrañarán 
¿Existirás alma eterna? ¿plano
ancestral? 
acaso, ¿alguna creencia nos aguardará?

Por lo menos un individuo ¿sabrá mis alegrías?
¿de lo que fue mi estadía en la comunidad?
será un tataranieto, un pariente lejano,
quizá un fan a destiempo o un ente
que sepa que esto es un sueño,
que hubo un tiempo

que ya no lo habrá…

Amarat

(Este es uno de los primeros poemas que hice, allá por el 2012, mi estilo ha variado 🙈)

REMINISCENCIA  

Sonido a melancolía,
envuelve fantasmas
con los colores  
que te rodean

al fondo, arrebol
espera a desaparecer,
en esa deserción, 
el frescor del delirio

en esa falta siento  
la pasión extravagante
del mañana,
de quiénes esperan

en este minuto,
aprecio cada posibilidad,
ato siniestra la casualidad
valoro nuestra brevedad

refleja tu luz en
moléculas de hidrógeno
que se renuevan en un rayo
que se esfuma

¿Qué es existir?

si no momentos  
que se irán
como un día  
el sol también lo hará

Amarat

Gravedad

Una bocanada del humo
del que exhalo
se revuelca con el viento
en un juego pretencioso
de quién lleva
el poder

mas, el humo del que exhalo
se rinde de antemano
extinguiéndose al roce de la brisa

hay cosas que no perduran
emergen brevemente
se van como si nada
y si no las miras
fijamente
el lapso de su estancia 

Las perderás
una y mil veces
(más)

Amarat

img_2202

Advertencia

Los caballos vuelan,
dan brincos al correr
elevan sus cuatro patas,
flotando en la atmósfera

los caballos nadan,
se sumergen en ríos
y cruzan el Pacífico
con la cabeza en alto

los caballos escalan,
osados atraviesan riscos,
montes andinos que
trepan a gusto

puedes ser espectador,
con suerte, compañero,
pero evita ser dueño,
que los caballos sueñan

Amarat

img_2174

Hincapié 

Despacio, despacito 
casi, casi, imperceptible 
Se apropian de tu entidad, 
cual juguete en un estante, 
planean, deciden, 
escogen por ti  

¿Cómo será tu existir?
¿Qué atajos has de seguir?
¿Por qué dejarlos?  
Y contentarlos, si al menos,  
la existencia imposible
 les puedes hacer

Amarat

img_1977

Pluviofilia

Ver en mi ventana una ruta trazarse  
como las líneas de mis palmas 
como las ramas de las arboledas 
 
caen expulsadas por las nubes, 
pedazos de cielo, componente divino, 
acaricia mi rostro con tus lágrimas 
 
humedece la lengua que te acierta 
los brazos que se abren a tu espera 
el corazón que se desnuda a tu paso 
 
borra las huellas del barro, 
empapa la ropa seca, lluvia, 
rétanos y déjanos sin escenario 

Amarat

Tonalidades

No me pongas un color 
mi piel abarca cada gama 
es tan clara como mis palabras 
y tan oscura como mis instintos 
 
es tan mestiza 
que te lleva dentro 
a ti, Tierra y 
sus habitantes 
 
mi piel  
únicamente tiene matices 
entre luces fluorescentes 
o iluminación a luz de vela 
 
mis pigmentos, de ti se burlan 
pues en ellos 
ves la diferencia 
mas no la indiferencia que conllevan 
 
y si andas pendiente de ellos,
vete, vete lejos que
nuestros colores
 
no te necesitan

Amarat

 

tonalidades

Libertad

No sabemos -de hecho- lo que eres,
concepto inefable puesto en palabra
¿Dónde será que te obtengo?
Quizá en campos de la infancia
entre montes de mi hipotálamo

No, no tienes cabida en este plano,
sin embargo, libertad, sin embargo,
te siento en esta grieta en la que
me arropo a diario, para darme
espacio, resguardo del tiempo,
que no mide el cómo pasa

Libertad

¿Será que nacemos contigo?
o que si quiera te conocemos,
o es que nos fuiste arrebatada
incluso antes de poder palparte,
por qué te siento jaula en pecho,
tu anhelo me instiga a perseguirte
como un buitre rondando la muerte

Mis ojos cerrados te oyen susurrar,
vuelcas en mí el sabor a esperanza
con esa sonrisa que compartimos,
te observo en una caricia solitaria 

Estás aquí, en calles del Centro
cuando la tomamos cientos,
reconquistando derechos;
eres paraíso en mi pensamiento
el sueño de América, que no me vendieron
pero que hallo en el accionar fuera del guion
preestablecido -por autoridades extranjeras-

Libertad

Tal vez, eres un querer errado
que no nos han ni enseñado
porque nos vendaron párpados
(y manos) quizá no te conozco,
aunque eres inherente al alma,
a lo mejor, si cerramos los ojos,
bien, hagámoslo ahora que quiero oír
el silbido de aves que habitan tus pulmones,
el canto de las sirenas que habitan tu garganta

Libertad, crisálida prometida,
sólo podré sentirte en la brisa,
en el intermedio de mis hemisferios,
no eres algo que halle en concreto
sino una vibración de mi epidermis,
eres un agasajo para mi cerebro,
la pausa entre realidad y fantasía
¿Será que dejarás de ser utopía?

Amarat

libertad