Mujeres

Todos están prestos a hablar de ellas, 
hacen eco de sus pasos, con una balada, 
retratan su rostro con cientos de acuarelas, 
acogen su aguda voz, la ponen en cuerdas, 
incluso hacen nacer mármol de sus curvas, 
de sus cabellos logran innovar estructuras, 
de su cadáver se abren mausoleos y rosas 
 
en sus fuentes se renuevan los peregrinos, 
en sus caderas se enrollan cual pequeño niño, 
en sus vientres reposan cualquier pensamiento, 
en sus piernas despierta uno que otro, repentino, 
en sus oídos confesiones profundas han dormido, 
embelesados ellos admiran ¡tan hermosas criaturas! 
 
pero ¡vaya! no han notado que no somos sirenas, 
ni fábulas fantásticas, ni religiones, ni mitología, 
ni estamos echas de papel, ni de ninguna costilla, 
que no somos piezas a vislumbrar en un museo, 
que nuestro andar diario no es ninguna pasarela, 
no quieren entender ¡no somos hechas de arcilla! 
 
el androcentrismo ha hecho de ellas –nosotras-   
no intérpretes, no, sino una puta que los abandonó 
con la bragueta a medio cerrar, sin los zapatos puestos, 
-es que eso les da miedo- mirar más allá de sus pinturas, 
resolvernos más allá de lo aprehendido de otros resentidos, 
mirarnos a los ojos, no al escote ni el trasero, mirarnos el alma, 
les espanta verse desnudos en nuestras pupilas llenas de sabiduría 

les angustia que decidamos sobre y por nosotras, 
les da pesadillas imaginarnos abortando porque sí, 
porque no siempre, ni todas, queremos ser madres,  
les aterra a más no poder el observarnos menstruando, 
vernos en nuestros días malos, vernos desobedecerlos 
cuando salimos de lo prefabricado y vamos despeinadas 
 
cuando nos sentimos libres, libres en un orgasmo, 
cuando nos equivocamos y no somos estas señoritas 
que aparecen en las películas, que no somos esculturas, 
sino piel y arrugas, granos y estrías y celulitis por doquier; 
les escandaliza cuando somos sinceras y no poseemos filtros, 
aún no entiendo qué les asusta, tampoco podré comprenderlos 
 
porque a mí me gusta el sendero que sale de la ruta, 
me gustan mujeres en sus buenos días o trasnochadas, 
mujeres guerrilleras, mujeres que no ceden sus anhelos, 
mujeres que se aman primero; por ellas me reconstruyo, 
por ellas el cambio de clima, por ellas, canto de revolución,  
aunque nos enseñen a odiarnos, yo les juro mujeres, les amo 
 
Amo los distintos volúmenes de cabello que tenemos, 
amo los distintos tonos de voz alzándose en protesta, 
amo sus pasiones y acciones, sus puños de defensa, 
o cuando, como águilas sobrevuelan el cielo sureño 
por cuidar su nido; amo su creatividad desbocada, 
la locura por la cual le acusan de bruja, les amo y 
mañana cuando conozca nuevas, les amaré más

Amarat

Algo que aprendí al descubrirme feminista, fue a amar nuestras diferencias, cuando lo hice, cuando decidí no hablar mal de otras mujeres y no catalogarlas en “linda o fea” “gorda o flaca” me di cuenta de lo mucho que me perdía, ahora antes de criticar, trato de decir un cumplido ¿saben? Ya tenemos a un “mundo” que nos critica ¿por qué hacerlo entre nosotras? Así que hoy en el #Díadelamujer quiero celebrar a las mujeres de mi vida y animarlas a emprender la lucha por la equidad. Un abrazo y un gran beso ❤ ¡sigamos protestando, que juntas cambiaremos el mundo 😉

Anuncios

Travesía

Mi madre se ha quejado 
ha dicho que no le hago poesía 
cuando cada hebra de su cabello lo es, 
cuando con su tacto aplaca el incendio
convirtiendo el invierno en primavera, 
transforma la nieve en caminitos de río 
 
cuando a su lado recorrí travesías, 
un Pastoruri refleja su fortaleza, 
un tren al Tigre su aroma al ayer, 
ella es testigo de una Lima del 93, 
del sol posado en cumbres andinas 
y una errante de la sierra amazónica 
 
su historia trasciende fronteras, 
conociendo incluso Atenas,  
ha demostrado ser diosa 
de mi futuro impredecible, 
que a pesar de las diferencias
que conllevan hallarnos nuestras 
 
a pesar de que, a veces, nos hemos  
hallado lejanas, como tú en Miami y   
yo, en un subterráneo de New York, 
te confieso, mi eterna admiración, 
a esos brazos llenos de gloria y ternura, 
te conozco mujer ejemplo, mujer luchadora 
 
no hay una pizca de ti, de la que no pueda  
sacar un poema, no hay filamento alguno 
que pase desapercibido de tu sendero

Pues, madre mía, qué mejor que versos
y palabras que perecerán, que más que 
una vida de devoción, de besos y amor, 
yo te doy mi comprensión, te extiendo 
el entendimiento de años pasados y la 
paz de atardeceres venideros, juntas 
 
como cómplices de un destino incierto 
como compañeras que saben escuchar 
las mil conversaciones en los autobuses 
 
eres para mí, la contraposición a mis deseos,  
y por ello, mi complemento, mi dosis de cordura, 
recuerdo constante de responsabilidad, eres universo, 
eres el big bang, por ti, esta necesidad de escribir, por tu 
sonrisa inacabable, este temor de plasmarte insuficiente, pero 
de acuerdo, madre mía, si quieres escuchar, te hago esta y mil un poesías más 

Amarat

(Hoy, 01 de Enero, es el cumpleaños de mi mamá y hace como un mes, participé en un Slam de poesía, en el cual un concursante recitó un poema a su mamá, al día siguiente, resaltó lo mucho que le gustó, en su tono hallé cierta protesta jaja por lo que le hice este poema <3)

Reivindícate, bruja

Entre pócimas abortivas
y conocimientos feministas
la santa inquisición y el pueblo
vieron en ellas una amenaza
optando por calcinarlas vivas

incendiaron sus capas de liberación
por no obedecer sus cánones de belleza
las condenaron por amarse

 entre ellas
por compartir sabiduría restringida
por incitar a la revuelta de mujeres

las cazaron, por correr desnudas en bosques
y rezarle a la Luna y sus poderes femeninos
miles de mujeres asesinadas por pelirrojas,
hoy las conmemoro, rebeldes, libertarias
el eco valiente de la resistencia pasad

a

Reivindícate maga que baila en mi alma,
no temas, sal a las calles y aprópiate de ellas
que escuchen nuestros embrujos y que tiemblen
con nuestros pasos acercándose, no le tememos
ya a la hoguera, hoy pasamos por encima de ella

hoy nos levantamos de las tumbas
reinventamos cenizas de brujas antepasadas
y con nuestra escoba en mano, salimos a volar,
a apoderarnos de los estados que haremos aptos
para las nietas de las hechiceras que no pudieron quemar

Amarat

brujas amart.png

 

COLLAPSE THE ECONOMY

(Abajo video con subtítulos)

Studies predict that if women stopped buying cosmetic products and services, every economy in the world would collapse overnight. This is a call to collapse the economy.

Let’s cover our scented tampons in hairspray, light them on fire,
and throw them at Maybelline’s headquarters.
Let’s take all our leftover lotions and soaps
and make the world’s largest slip -n- slide down Capitol Hill.
Weight Watchers will have a whole new meaning,
like, just wait and watch as I burn this motherfucker down.

Imagine — what could we do with all these Spanx?  
Probably make some sort of catapult to launch
our skin-softening bath bombs into enemy territory.
Victoria’s Secret? Is that she’s GOING OUT OF BUSINESS.
I have picked at my body like a scab.
I have squeezed at my face in the mirror
until no more me could come out of me.
I changed my outfit eight times before I got here.

Oh you thought we were gonna stop at burning bras?
Well then you shouldn’t have given us so much flammable shit.
Tampons, pads, even you Diva Cups, will be a thing
of the past. Tonight, we paint the town red.

I’m not bleaching my asshole,
I’ll bleach you, asshole.

Are you gonna put those fake eyelashes on for me?
No? Then I don’t fucking want them.
Does that shampoo also come with the photoshop
you used on the model? No? Then I don’t fucking want it.
Fuck you, Summer’s Eve.
I’d rather my vagina NOT smell
like Island Splash or Delicate Blossom
because what the fuck does that even smell like?
That’s not even a real scent.
My vagina is already vajazzled enough.

Let’s throw out our razors
and grow our hair as long as rivers.
How beautiful it will be to take the money I spend
to be pretty for you, make my hair soft for you,
my nails like candy for you, give myself
skin cancer for you,
go under the knife for you
and stop giving the 76 cents back.

There were days i spent hours crying
in the dressing room. Days I didn’t leave
the house in case someone had a camera
for fear of becoming another before picture.

So thank you, Cosmo for giving me
472 more sex tips to completely ignore.
Thank you for all of this lipstick
to write I AM FLAWLESS on the wall.
Thank you for the cover up,
the vanishing cream.
Thank you for making us invisible
that way, you’ll never see us coming.

Slampoetry de: Olivia Gatwood & Megan Falley


*Artículo & traducción: Ladies of the Road