Desobedece, a veces 

Mis padres dicen que soy desobediente;
antes de acceder a sus mandatos,
he preguntado ¿por qué?
he refutado los estándares
quién determina qué gozar o no
(de lo que hace una nena o no)

y sí, quizá soy una insubordinada
chica del siglo XXI que cuestiona
¿por qué actuar como el resto?
a actuar como le nazca a uno
quizá lo opuesto a lo tradicional
a los parámetros de lo comercial
-existencia que se me hace natural-

no insinúo obviar consejos, jamás; mas
imponerse ¡no le permitas a nadie!
que en los retazos de libertad
que ‘lo civil’ nos concede
eres libre de ser quien prefieras
de vestir como gustes, de pensar como quieras,
de gustar a quien desees, de amar a quien decidas

de cometer los mismos errores, siempre,
puedes alejarte de quien conozcas,
comer y beber lo que te plazca,
eres libre de vivir a tu manera
mientras no lastimes a cualquiera ni
a ti misma, digo: vamos, aguanta, no cedas.

Amarat


Anuncios

Amor al alma

¡¿Cómo que no has amado a una mujer?!
admirado alguna diosa como Atenea, Gaia o Ishtar
engrandecido un tono como el de Yma Sumac o Edith Piaf
Cómo ignoras que has crecido con un poema de Sara Hale
o conocido historias como la de Anna Frank o Rosa Parks

¿Cómo no te enamoras de una mujer como Lady Godiva?
sin divisar su cuerpo como en el caso de Juana del Arco,
simplemente oyendo las entrevistas de Oriana Fallaci
o asombrándose con las hazañas de Irena Sendler
cómo excluyes la física de Lisa Meitner
o las teorías holísticas de Oliva Sabuco
e ideas educativas de María Montessori

¡¿Cómo no has amado a una mujer?!
una de verdad como la activista Sarojini Naidu
cuya palabra no se apagó, tal como Rosa Luxemburgo
que dijo “Quien no se mueve, no siente las cadenas”
aquellas que se inmortalizan como nuestro legado,
en ciencias, Mary Somerville, en arte, Camille Claudel
en la filosofía a María Zambrano. Es simple como
tipear <mujeres en la historia>  una tarde en internet

¿Cómo desaprovechas la dicha de amar a Frida Khalo?
no por su sexo ni su estancia sino por su ida que lastima
haciéndote añorar haberla presenciado como a Pizarnik,
quienes inspiran libertad como Micaela Bastidas o Flora Tristán
quienes te incitan a reformar como la inventora Hedy Lamarr.
Cómo no te dan una heroína como la samurái Tomoe Gozen
de esas que no son ficción como Agustina de Aragón
o aquellas aventureras como la pirata Mary Read
o la conquistadora chilena Inés de Suárez

¿Cómo las olvidan como a Mileva Maric o Amesia Sentia?
o las asesinan como en el caso de María Elena Moyano
¿Cómo es que nos privan así de nuestras ancestras?
Nos roban individuos cuyo error fatal fue nacer mujer
por ello te invito conocer mujeres como Maya Angelou
a amar a las que se fueron tal como Chien Shiung Wu,
a las están por ahí, Malala Yousafzai o Marjane Satrapi,
haz una expedición que si borran la mitad de la historia
es nuestro deber recomponerla nosotras (os)

Amarat

Este poema lo escribí por el 2014. Tenía una página llamada “Ladies of the Road”, en la cual hacía diseños con frases de mujeres en la historia. ¡Conocí tantas en tan poco tiempo! ¿Dónde estuvieron mientras crecía? Desaparecen mujeres. No solo las matan, sino también las olvidamos. Este es poema para encontrarlas. enamorarnos de ellas y sus historias.cropped-1000-ladies-of-the-road-final.png

Dicen Mucho

Dicen mucho
quienes no dicen nada,
susurros que te corroen el alma.
Oh, corazón ¡puro como el alba!
dialogan mucho y poco hacen

maniobran actos,
lavándose las manos
al fiel estilo de Poncio Pilato,
dicen mucho, los escuchan muchedumbres
ignorantes de aquella estupidez humana

los siguen cual cardumen en sus teorías
y hacen y deshacen de ellos cuanto quieren,
aun así, los admiran, ellos los engrandecen.
¡Ay del pueblo cuando oigan las mentiras!
¡Ay de aquellos que hubieran dado su vida!

Incautos a los que les niegan sabiduría
en conveniencia de ambiciones foráneas,
desatienden asuntos y mueren sin saberlo,
nos privan de libertad en nuestras mentes
y está aquel que se esfumará sin sospecharlo

¡Ay de las venideras promociones!
Si se creen todos sus inventos,
si es que nadie les advierte,
ya que ellos dicen mucho
y, ¿Quién los calla?

Amarat

(junio 2013)

Uno de los primeros poemas de política que tengo, es sobre la desigualdad del poder y cómo los que están en una clase dominante manejan a quienes no. Ellos dicen mucho, nosotros debemos hablar más fuerte.

dicen-mucho

 

Pelos

Atrae tu vista hacia 
mis axilas, o hacia 
mis tobillos, que veras 
pastizales de vellos 
 
pelos que crecen conmigo 
ecos de la pubertad enterrada 
ecos de sueños premonitorios 
que se dispersan entre pausas 
 
Míralos crecer sin mañana,
 independiente del que dirán 
ellos, revolucionarios de por sí, 
siguen creciendo sin importarles
 
Así los arranque a diario, 
siguen su órbita como la luna 
y aunque, nos piden desaparecerlos 
(como gobiernos a sus opositores) 
 
ellos se esparcen por doquier 
a contra marea, se duplican, 
me salen hasta en mis pechos 
¡se adueñan de mi organismo! 
recordando: ¡es su naturaleza! 
 
porque, qué es la depilación 
sino un concepto moderno, 
carente de consideración y 
que encima, provoca dolor 
 
y ello, meramente, 
para gustar al espectador, 
sin percatarse que a él 
(también) se le fue impuesto 

Amarat

https://www.facebook.com/Cosmonautaliteraria/

*un poco de ironía para hablar de un tema tan cierto 😉 

pelos.png

Pienso

Pienso, la verdad indiscutible por la que parte Descartes:
Pienso, luego existo; luego soy, luego desaparezco,
me sumerjo en mis adentros, reflexiones me llevan lejos,
impulsos eléctricos que despegan mis pies del suelo,
que me empujan y me transportan al multiverso añorado;
cuando entre tanto, el espacio se divide en partículas microscópicas que
componen galaxias, estrellas, microorganismos con vida o restos de ella,
divago… deambulo, mi pensamiento se torna sombrío como certero :
somos nada, somos uno, una casualidad entre trillones

energía creciente que forma universos paralelos,
tan   a n ó n i m o s   como nuestro   u l t e r i o r,
probabilidades, oportunidades, depende del ángulo focal,
del filtro que nos ponemos al ver, como quién pasa a mirar;
pienso, pienso mucho, requiero un por qué y un para qué,
mientras ideas surgen innatas como huella del infinito estelar,
como si alguna célula en mí lo supiese desde de siempre,
como si estuviese impreso en alguna parte, de cierta forma
Pienso, luego existo ¿O existo y por ende pienso?

existo, siento ¿o es un parecer? una distracción de “La mátrix”
nuestras percepciones nos restringen, las falsas creencias,
la incrédula fe de creer que somos los elegidos,
la ignorancia de suponer que estamos solos,
en este ámbito consumista que aleja la autenticidad
que esperamos desde el inicio de la era, desde la razón;
y qué será, qué será, no cesan mis ansias de cuestionar,
porque pienso, siento, soy y es esa la sociedad salvada
los que sienten, piensan, s o n.

Amarat

https://www.facebook.com/Cosmonautaliteraria/

(Este poema lo escribí en el 2012, leía sobre Descartes y cómo su pensamiento fue aplazado por nuevos filósofos -como Spinoza- y me quedé pensando, en la evolución de las teorías, qué mágico resulta el cuestionar)