Calabozo 1106

Mi boca, esa cárcel a la cual
van a perecer mis pensamientos,
mis dientes, barras que aprisionan conceptos, 
librando, únicamente, los admisibles 

mi lengua es el azote que
castiga la pureza de mi mente,
poniéndole filtros
y restricciones

condenando mis ideas
a impetuosos movimientos,
que las desprestigian,
que las degeneran

mi boca, una prisión, una celda
mis labios dos guardianes
que imponen y disponen
de mis pautas

mis incisivos chuecos son la secuela
de mariposas en mi estómago
que cavando estas ranuras,
de cuando en vez, escapan

pues no hay reclutas
ni soldados tiesos
que retengan el vuelo
a palabras insensatas

Amarat

https://www.facebook.com/Cosmonautaliteraria/

Ps: Este poema es acerca de lo mucho que me cuesta costaba decir lo que pienso, solía evitarlo para no ofender a otros, eso esperaban de mí, al ser una “señorita” debía morderme la lengua y eso hice (traté) pero al final, las ideas propias se me salían de entre los dientes. Palabras insensatas les dicen algunos 😉 

calabozo-1106

Anuncios

Unas horas antes

Estuve en ese bus,
en la misma ruta, quizá
el mismo asiento, pero horas antes.

Pensé en todas las posibilidades
que me acogerían esa tarde
los sueños que me esperan

mi familia recibiéndome en casa
pensé ¡Vaya soy libre y feliz!
después de un día de trabajo

y sin embargo, al llegar,
por las noticias me entero:
Eyvi no tuvo la misma suerte

Un acosador le ha prendido fuego
porque no puede poseerla, por lo
que es mejor que esté muerta

a que sea una mujer libre
y yo me pregunto ¿qué tanto
les aterra? Que seamos nuestras

que tomemos decisiones
en nuestro cuerpo que
no les conciernen a ellos

y es que estoy harta
de decir que nos matan
de temer que sea mi hermana

no queremos ser cifras
para un país feminicida
que nos entierra vivas

que elige no creernos
aun con pruebas de por medio,
porque somos mujeres y no le es suficiente

así que eligen estigmatizarnos,
llamándonos feminazis y locas,
eligen cosificarnos, compartiendo

nuestras fotos en sus grupos,
mofándose de cuando protestamos
y defendemos nuestros derechos

para luego ir con la cabeza gacha
proclamando que no son todos
los que asesinan y violan

cuando eso no es lo que importa,
cuando el peligro que vivimos en el Perú, por
ser mujer, es tan tangible que está a unas horas de distancia

Amarat

*Da tanta impotencia que existan casos como el de Eyvi Agreda, y da cólera que no nos crean cuando decimos que alguien nos acosa hasta que nos hace daño y es demasiado “real” para negarlo. Es un asco tener que seguir hablando de lo mismo, cuando lo que se pierde mientras tanto, son vidas humanas.

horas-de-distancia.png

MUERTE DE MÍ  

Mi cuerpo se desprende,
fallece de cuando en mes,
frágil e inestable, fluye cual riachuelo
por surcos que va trazando el porvenir

Mi cuerpo está sucumbiendo
surgiendo entre cenizas
cual fénix acongojado
viendo partir lo ya caído
se deja florecer al proceso

Mi cuerpo está temblando,
se halla desahuciado
no divisa mejoría,
rendido ante el dolor,
ante la rabia

Absorbiéndose por ínfimos deseos,
por su naturaleza irremediable;
mi cuerpo ha de morir hoy día
y revivir, por siempre, mañana.

Amarat

muerte-de-mi.png

Robar estrellas contigo

Recostados sobre el pasto recién cortado,
bajo las constelaciones susurrándonos,
pon tu mano alrededor de mi cuello

logro sentir la vibración que origina
tener tu energía echada con la mía,
observando el eclipse entre hierbas

esperando el momento
en el que la luna se duerma
para que no vea lo que sucederá

mi suspiro se envuelve en tu hálito,
que con un beso sello, no tengas prisa,
no te adelantes por carreteras de cornisas

regálame un sueño en tus brazos,
este momento previo, no regresará
el pacto está sellado, no hay vuelta atrás

que nos ampare la ausencia
que nos envuelva la noche y el
silencio de vecinos por despertar

que nos hagan cómplice los grillos
y las ratas escondidas en el puente
que aquí no existen espectadores

pues la cámara de la cuadra está dañada
y nadie puede atestiguar que, tú y
yo, nos fuimos a robar estrellas

Amarat

Robar estrellas contigo

Fue

Estaba hecha de problemas
como la luz que besa las tinieblas
o la cara de un perro sediento que
intenta una especie de fotosíntesis
con su lengua saboreando el aire

Era como despertar borracho, sin
saber en qué día estás o en dónde
o, a veces era la risa de la infancia,
el recuerdo precoz de los padres,
que compartimos, abrazándonos

Era como la brisa del mar a las 5
de la mañana en horario de trabajo
o, como el vaho que emiten las lomas
en una madrugada de abundante lluvia,
cuando al césped se le crispan las hojas

Era un cuarto sin focos o lucernas,
en el que nuestros resuellos se cobijaron,
la noche en la que vi tu alma esmeralda,
en donde pretensiones se desvanecieron,
en donde alcancé a ver tus pensamientos

Era un lugar, era una persona,
que sabía el escondite del petirrojo
que ha jugado a acariciar la muerte,
que sabía algo que nadie ha visto,
que lo sabía, pero que lo ha olvidado

Amarat

Agujero Negro

Hablaré del agujero negro que
en mi pecho ha erosionado,
hambriento consume 
uno a uno, mis órganos

Escribiré tal vez que
la mezcla de soledad y orgullo
me han dejado inestable,
contando los muertos

Imaginando las idas y vaivenes
del espectro que se marcha,
sí, te vas y arrasas con todo,
incinerando las memorias

Plasmaré en pocos versos
la fugacidad del multiverso
que se asemeja a deseos
escondidos del ayer

Fuerzas gravitatorias
conspiran contra mí;
quedo acunada en medio
de este agujero negro sinfín

Amarat

Oasis

Ráfagas de dunas diluidas
nos obligan a cerrar los ojos,
ramos de palmeras entrevén
un oasis que perjura cautivar
al errante con su voz de sirena,
llamando desde dentro del lago,
llamando con un coro envolvente

transeúnte, asoma a investigar
sobre lo prohibido –o perdido-
él ronda los mantos de arena
y aúlla tras las sombras que
quedan, tras exterminar al sol

quédate, el paraje de ventiscas
arrullará tus veladas con danzas
de tierra, adornará con vino tinto,
la furia que, de a pocos se acorrala
más y más, detrás de las montañas

Amarat

Haz el amor 

Creo que el amor
ha de ser aquel
sentir genuino,
vida post mortem

ha de ser música
probablemente arte,
el amor va a hacerte llorar
va a hacerte reír a explotar

vibrar,
como parlante
con el bombo
de la batería

haz el amor,
créalo de la nada
que destrocé tu alma
que la reconstruya,
permite que te sane

haz que el amor
complique todo
luego que lo simplifique,
hazlo ahora, que la vida
se nos va en suspiros 

Amarat

haz el amor

Desobedece, a veces 

Mis padres han dicho que soy una desobediente
porque antes de acceder a sus mandatos,
he preguntado ¿por qué?
he refutado los estándares
quién determina qué experiencia gozar o no
(de lo que hace una nena o no)

y sí, quizá soy una insubordinada,
desubicada chica del siglo XXI (con privilegios)
que cuestiona ¿por qué actuar como el resto?
a actuar como le nazca a uno
quizá lo opuesto a los valores
a los parámetros de lo comercial
-existencia que se me hace natural-

y no insinúo obviar consejos, jamás; mas,
imponerse ¡no le permitas a nadie!
que en los retazos de libertad
que ‘lo civil’ nos concede
eres libre de ser quién desees
de vestir cómo quieres, de pensar cómo quieres
de gustar como quieras, de amar a quién quieras,

de cometer los mismos errores, siempre,
puedes alejarte de quién conozcas,
comer y beber lo que te plazca,
tú eres libre de vivir a tu manera
mientras no lastimes a cualquiera,
digo, vamos, aguanta, no cedas. 

Amarat

Lento 

el paso del tiempo ¡no existe!
es veloz como un relámpago
es lento como el desamor

es ayer, como 1. 9. 9. 2
y es mañana como un moriré
relativo como mis tardanzas

el tiempo es una ilusión
que me hace creer que vivo
aunque hace mil años morí

como la cultura egipcia
como el imperio inca
estuve aquí y desaparecí

una mañana accidentada
una tarde imprevista
una noche que decidí

me fui, nos iremos juntos,
así, en un río darán a parar
cenizas de nuestros sueños. 

Amarat