Autoengaño

Mi cerebro está inventando historias,
a ver si en una de estas te tengo,
mi cerebro está mintiendo 
diciéndome que tú me quieres,
cuando, en realidad, 
no lo sabe  

mi cerebro me dice que 
cuando me ves, me amas 
             pero  
¿realmente me ves? 
o exclusivamente distingues la prisa,
o exclusivamente distingues la ansiedad 

¿ves debajo de lo que muestro? 
de mis reacciones 
O de mis gestos,
de mis dudas y demás 
me ves como yo me veo 
¿O, acaso el tuyo te engaña a su vez?

Amarat

¿Qué es el amor?

Qué es el amor, sino lo breve, sino lo eterno  
sino el deseo, el perpetuo abnegado,
Qué es el amor, sino un absurdo impulso
Qué es el amor, si no te veo, si no te olvido
no es más que un suspiro, o un antojo

¿Qué lo compone, entonces?
una mezcla de feniletilamina y licor
la esencia escondida del ser, el extraviado niño interior
la inexistencia de crueldad, un pedazo de nirvana
cenizas que crean memoria, una luz, un guía

¿Qué es el amor, amor mío?
si no el sentimiento que trae alba
¿Qué es el amor, amor mío?
si no es apreciarnos cada día
¿Qué es el amor, amor mío?
si no eres tú creciendo a mi par

Qué es, si no el superviviente moribundo
si no es lo desapercibido y lo complejo
Qué es, si no el amante perdido
si no es el enredo y el desenlace
Qué es, si no es besarte 

¿Qué es el amor, amor mío?
si no el universo revelándose indefenso
¿Qué es el amor, amor mío?
si no somos tú y yo,
en este instante.

Amarat

Tormenta

Tengo noches pésimas
en las que mi compañía
se acaba a sorbos

en las que podría
echarme llave
en una torre alta

noches solitarias
como el alma que
deambula en pena

noches silenciosas
capaces de arrancar
una lágrima a Dios

Diosa que lucha
para no desvanecerse
ante soplos forasteros

ya llega la tormenta
ojalá esta se pase sin
muchas vidas a su cuenta

Amarat

Libertad

No sabemos -de hecho- lo que eres,
concepto inefable puesto en palabra
¿Dónde será que te obtengo?
Quizá en campos de la infancia
entre montes de mi hipotálamo

No, no tienes cabida en este plano,
sin embargo, libertad, sin embargo,
te siento en esta grieta en la que
me arropo a diario, para darme
espacio, resguardo del tiempo,
que no mide el cómo pasa

Libertad

¿Será que nacemos contigo?
o que si quiera te conocemos,
o es que nos fuiste arrebatada
incluso antes de poder palparte,
por qué te siento jaula en pecho,
tu anhelo me instiga a perseguirte
como un buitre rondando la muerte

Mis ojos cerrados te oyen susurrar,
vuelcas en mí el sabor a esperanza
con esa sonrisa que compartimos,
te observo en una caricia solitaria 

Estás aquí, en calles del Centro
cuando la tomamos cientos,
reconquistando derechos;
eres paraíso en mi pensamiento
el sueño de América, que no me vendieron
pero que hallo en el accionar fuera del guion
preestablecido -por autoridades extranjeras-

Libertad

Tal vez, eres un querer errado
que no nos han ni enseñado
porque nos vendaron párpados
(y manos) quizá no te conozco,
aunque eres inherente al alma,
a lo mejor, si cerramos los ojos,
bien, hagámoslo ahora que quiero oír
el silbido de aves que habitan tus pulmones,
el canto de las sirenas que habitan tu garganta

Libertad, crisálida prometida,
sólo podré sentirte en la brisa,
en el intermedio de mis hemisferios,
no eres algo que halle en concreto
sino una vibración de mi epidermis,
eres un agasajo para mi cerebro,
la pausa entre realidad y fantasía
¿Será que dejarás de ser utopía?

Amarat

Intensamente

Si río, río mucho,
con carcajadas y ruidos molestos,
río por horas hasta no parar,
hasta que duele, pues indispensable la felicidad 
si lloro, lloro un tantito más, 
porque lloro por la estadía, la estación que se nos va,
lloro porque la tristeza también se debe escuchar,
lloro y es que, ¡soy humano! 
 
Amo vivir con intensidad; sentir el cosmos, mío;
amo abandonarme en la brisa del mar,
en la mirada cómplice de un amigo,
en la ventana de un bus diario,
en el olor despistado de 1 segundo,
soy un individuo viviendo de más,
abrazando y embrollándose de más,
gozando cuando puede, preocupándose si tiene 
 
y sí, soy yo y ando viviendo a todo dar, 
poniendo mi atención en sutilezas,
en fotografías perdidas o cortesías a olvidar,
concibo en carne viva, el malestar de miles,
el gozo de respirar, de yacer consciente, 
estoy viviendo con lo que se puede 
y estoy tratando de amar un poco más,
que si te atreves, el absoluto podremos alcanzar

Amarat

Viajemos

Viaje interestelar, a través del espacio, a través del arte;
donde eres un instante y forjas tu historia con pasión,
un viajecito de la juventud, de los que jamás escapas,
nde la impresión varía al punto de dudar la existencia,
dónde llegas a cuestionarte los por qué de los porque,
haciendo hasta del sufrimiento: lo entrañable, lo real,
un período que es más si lo sabes captar en su totalidad;
tú y yo, en esta paradisíaca esfera que una mente perdurará 
 
para constituir parte de un vídeo, de una gran leyenda,  
una experiencia m á g i c a p  é  i  a ,
un cuento de no acabar,  esos, de un día repentino
que compartes en complicidad, con quién te resulta especial,
un recorrido a través de los sentidos u otra actividad sensorial,
un viaje que da giro a la forma de mirar, a la forma de recapacitar,
de los que no puedes volver, de los que, no quieres volver
porque te abren nuevos universos (antiguas visiones)
tornando el momento en particular e intrapersonal 
 
trasladémonos a una montaña imaginaria, 
pasemos un minuto -de los que desperdiciamos 
viviéndo en una isla, como si no incumbiera más,
hagamos como si fuese sólo este intervalo,
-ojalá lo sea- así valoraríamos el respirar, 
la lluvia, la estimaríamos con autenticidad; 
viajes, de los que aprendemos de más,
¿Qué dices, retomamos el viajar? 

Amarat

Sin educación

Me educaron para ser femenina y guardar prudencia 
dijeron que si cosas no me gustan, las debo de aguantar 
que si estoy mal, no lo muestre, que sonría y me las dé de perfecta 
ropa limpia, falda larga, cabello impecable y poco maquillaje en la cara 
cubrieron mi piel para evitar tentaciones (me  prohibieron  tenerlas) 
me contaron que no me corresponde dar  la iniciativa 
que buscar a un chico en su casa, no es de señoritas 
me  enseñaron  a  preocuparme  del qué  dirán,  
a  estar   pendiente   de   sentencias   externas 
al parecer, estas me definían, de cierta manera 
 
Me enseñaron a tejer, a bordar y a cocinar 
para convertirme en esposa, sino ¿quién me pretendería? 
me instruyeron comportarme amable y consentir, para así, 
evitar el trágico destino de la tía sin hijos  
me regalaron muñecas, para reforzar a la expectante madre 
me negaron prestársela a mi primo que quiso jugar con una 
me  atiborraron  de  Barbies  y  sus  implementos 
para que especulara comprar ropa y propiedades 
me dieron revistas, con ejemplos de mujeres que  
resaltan por  su físico, NO  su  intelecto. 
Me impusieron un  modelo  de  belleza  
para que me esforzara por caber en él 
despreciando a aquella que no lo hace, 
me dieron un rosa suave y a los chicos, un azul fuerte 
me educaron para ser princesa y esperar mi rescate 

no me dieron instrumentos para hacerlo yo solita 

me pusieron a dormir hasta la llegada del príncipe 
aquel que movería el universo por un beso mío 
me  hicieron  imaginar  perfección  garantizada 
llenándome de inseguridades en próximas relaciones 
‘quizá si no me baja la luna, no es amor verdadero’’ 
¿lo ven? nos  imponen  roles  que  crean  barreras 
a ellos que los hace verse dioses, o a nosotras, cenicientas 
 
Estudié en un colegio de mujeres y nadie mencionó si quiera  
a Mercedes Cabello de Carbonera o a Simone de Beauvoir 
ni la palabra  feminismo,  surgió alguna vez 
me hablaron de identidad, pero en la práctica,  
encontré  amonestaciones  y   oleadas  de   “no” 
me educaron para no refutar ni pensar disparejo 
para filtrarme como el común denominador 
derrochando la única biografía que poseo 

 
Me  hundieron  en   el   sistema   prusiano  
así    que    tuve    que    emerger   de    él 
mientras aún limpio sus restos y los rezagos que deja 
las  mil  etiquetas  que  aún  veo  en  rostros distantes 
de  quienes  me  juzgan   por  no  actuar  cómo  esperan,  
por no callar cuándo quieran, y la verdad, les soy sincera,  
no  hay  tiempo para  satisfacer  a  cualquiera 
únicamente has  de   ver  tu   historia   entera 
date cuenta que vale la pena  innovar la sociedad 
si eres parte de los que despiertan, comprenderás, 
puesto que  percibirás  el  llamado filantrópico 
de formar una comunidad de librepensadores 
que defienden la justicia, el amor y la equidad 
 
A todos nos han dicho cómo portarnos, qué deliberar 
encasillándonos  en  géneros o  por  creencias; 
sin embargo aportar a esta educación primitiva 
nos aparta como colectivo, volviéndonos egoístas  
que no meditan la repercusión de sus acciones 
 
A mí me educaron para ser un autómata, inanimado y vano, 
para  condenar  otras  maneras   de  reflexionar,   de  amar, 
para  acontecer  como una  oveja  extra  del  rebaño  sinfín 
mas, me alejé y vi qué requieren de mí: 

un   soldado    sin   razón    ni   pasión 

lo que hacen contigo, matándote por dentro,  
para que no te apetezca desarrollarte libre 
para que no lo desees ni causes problemas 
nos han educado para morir, ahora, pregunto: 
 
¿Los vamos a dejar? 

Amarat

(*A propósito del día de la mujer, y de la toda esta polémica que se viene dando en la educación, hay que recordar que es necesario educar para ser iguales, que lo que se nos es innato es nacer sin prejuicios y que estos solo los vamos adquiriendo en el camino… )

Máquina de Escribir

estoy cansada, mas, 
hay tantos párrafos 
que aún no he leído 
que requiero crearlos 
identificarme en frases 
¡burda manera de existir! 
 
determinar con un lápiz 
quién vive o quién no 
qué labios perduran 
a través de décadas 
qué heridas conservo 
para sangrarlas luego 
 
regocijarme en el odio, 
volver a llorar las penas, 
explotarlas, recurrir a ese 
sentir, una y otra y otra vez 
inundarme de esta náusea 
de ese olor a leche podrida 
 
sobre-poblar tu cerebro 
con voces intermitentes 
de psicópatas y amantes 
enfurecidos, hablando a la par 
de la voz interna, que evoca 
las victorias y las tinieblas 
 
estoy a un salto  
de perder la cordura 
(les he advertido antes) 
en líneas premonitorias 
es eso, o, quizá he invertido  
muchas horas en esto de escribir

Amarat

Red

project
Hay una red 
atravesada en 
mi garganta 
ella regula el flujo 
de mis palabras 
 
se come un  
par de lo sientos 
obvia unos gracias 
retiene 500 te amos 
sofoca lo que pienso 
 
esta redecilla 
ha sido clavada 
en mi faringe 
encerrándome 
en mi tráquea 
 
se escurren lágrimas 
se escapan suspiros 
pero si observas fijo, 
mi mirada te dirá, 
lo que mis labios callan 

Amarat

Amor al alma

cropped-1000-ladies-of-the-road-final.png

¡¿Cómo que no has amado a una mujer?!
admirado a alguna diosa como Atenea, Gaia o Ishtar
engrandecido un tono como el de Yma Sumac o Edith Piaf
Cómo ignoras que has crecido con un poema de Sara Hale
o conocido historias, como la de Anna Frank o Rosa Parks

¿Cómo no te has enamorado de una mujer como Lady Godiva?
sin haber visto su cuerpo como es el caso de Juana del Arco
simplemente oyendo la ideología de Oriana  Fallaci
o asombrándote con las batallas de Irena Sendler
cómo no conoces los descubrimientos de Lisa Meitner
las   mil    teorías   de   Oliva   Sabuco
e ideas revolucionarias de María Montessori

¡¿Cómo no has amado a una mujer?!
una de esas de verdad como Sarojini Naidu
cuya palabra no fue apagada, tal como Rosa Luxemburgo
que dijo “Quien  no  se  mueve,  no  siente las cadenas”
aquellas que se inmortalizan en nuestro pasado:
en ciencias a Mary Somerville, en arte a Camille Claudel
o  en  la  filosofía a  María  Zambrano
o tipeando -mujeres en la historia-  una tarde en internet
cómo has desaprovechado la dicha de amar a Frida Khalo
no por su sexo, ni por su estancia sino por su ida que lastima
haciéndote añorar haberla presenciado como a Pizarnik

Personas que inspiran tal como Micaela Bastidas
que te incitan a reformar tal como  Hedy Lamarr
cómo no te dan una heroína como la samurái Tomoe Gozen
de  esas  que  no  son  ficción  como   Agustina  de  Aragón
o aquellas aventureras como la pirata Mary Read
o   la   conquistadora   Inés   de   Suárez

¿Cómo las olvidan como a  Mileva Maric o Amesia Sentia?
o las asesinan como en el caso de María Elena Moyano
cómo es que nos privan así de nuestro legado
robándonos individuos cuyo error fatal fue nacer mujer
por ello te invito conocer mujeres como Maya Angelou
a amar a las que se fueron como Chien Shiung Wu,
a las están por ahí, Malala Yousafzai
o Marjane Satrapi, pero de prisa
que si borran nuestra historia
debemos  redescubrirla  nosotros(as)

Amarat

Original de Ladies of the Road