Autoengaño

Mi cerebro está inventando historias,
a ver si en una de estas te tengo,
mi cerebro está mintiendo 
diciéndome que tú me quieres,
cuando, en realidad, 
no lo sabe  

mi cerebro me dice que 
cuando me ves, me amas 
             pero  
¿realmente me ves? 
o exclusivamente distingues la prisa,
o exclusivamente distingues la ansiedad 

¿ves debajo de lo que muestro? 
de mis reacciones 
O de mis gestos,
de mis dudas y demás 
me ves como yo me veo 
¿O, acaso el tuyo te engaña a su vez?

Amarat

UN PAR DE OJOS TRISTES

los ojos tristes de un animal
que transita las calles de Lima 
buscan en mis ojos, con miedo,
la bondad de la humanidad 
de la que ha oído hablar 
pero mis pasos aprisa 
siguen de largo en la vía 
y mi aura de problemas 
se retuerce con apatía 
volteo, ha caído la mirada

ha perdido la esperanza
entre la multitud que la apaga
mi rutina no me permite retornar
me subo al bus y lo veo retirarse
cansado, soy una más que se aleja
me sumerjo en pensamientos
mas, mi inconsciente lo evoca
se cuela en mis memorias
sus huesos desahuciados
por el hambre corrosiva
este planeta no da abrigo
ni a bestias ni a humanos
y como él, mil otras caras
de animales, que no son sino,
el rostro de nuestra indiferencia
Amarat

Encuentra las similitudes

pensarte hace revolotear mi alma
recordarnos tendidos en el pasto
o cuando caminando de la mano

tu corazón explota junto al mío
en una bocanada de emociones
de una mirada en el crepúsculo

te juro mi amor que si pudiera
te inventaría un diccionario entero
para expresarte cómo me haces vibrar

temblar con tu resuello en mi pecho
volar con uno solo de tus besos
con un solo de tus versos

tantos sentimientos y ninguno te describe
porque eres todo junto, todo o nada
y mi alma se desbarata al extrañarte

al sentir la cama vacía de tus caricias,
que quiero amarrarte a mi cintura,
tatuarte dentro de mi piel granate

voy a hallar una forma para describirte
o al menos, pretendo morir en el intento
porque, cariño, si lo consigo ¡Cielos!

se sentirá como inventarse una fórmula
o como hallar la puerta hacia el nirvana,
si puedo plasmar aunque sea un suspiro tuyo

si puedo atrapar en una rima, el sonido de tu voz
y conservar esta felicidad que estalla en mis moléculas
yo, habré inventado una sustancia que se asemeje al amor

Amarat

Tonalidades

No me pongas un color 
mi piel abarca cada gama 
es tan clara como mis palabras 
y tan oscura como mis instintos 
 
es tan mestiza 
que te lleva dentro 
a ti, Tierra y 
sus habitantes 
 
mi piel  
únicamente tiene matices 
entre luces fluorescentes 
o iluminación a luz de vela 
 
mis pigmentos, de ti se burlan 
pues en ellos 
ves la diferencia 
mas no la indiferencia que conllevan 
 
y si andas pendiente de ellos,
vete, vete lejos que
nuestros colores
 
no te necesitan

Amarat

Whisky

Y si me enamoro de ti 
que eres un enigma,   
que eres controversia, 
acariciarías mi frente por horas,  
tus pulgares trenzarían cabellos, 
me abandonaría en tu cintura   
 
sumergiéndome en tu ombligo, 
podría besar tu celestial centro, 
absorber la miel dentro de él… 
qué ocurre si me enamoro de ti,  
si relegamos que eres una utopía, 
qué ocurre si me pierdo en tus labios   
 
quienes con dulzura me besan, 
quienes con temor se alejan, 
podría enamorarme de ti 
una velada taciturna como esta, 
en la cual admiro tus ojos sellados, 
en cual aspiro tu hedor de frambuesas   
 
también podría deslizarme
entre aquellas piernas, 
olvidando mi apellido  
en un bosque infinito; 
yo podría enamorarme de ti   
o como ahora, dejarte partir

Amarat

Máquina de Escribir

estoy cansada, mas, 
hay tantos párrafos 
que aún no he leído 
que requiero crearlos 
identificarme en frases 
¡burda manera de existir! 
 
determinar con un lápiz 
quién vive o quién no 
qué labios perduran 
a través de décadas 
qué heridas conservo 
para sangrarlas luego 
 
regocijarme en el odio, 
volver a llorar las penas, 
explotarlas, recurrir a ese 
sentir, una y otra y otra vez 
inundarme de esta náusea 
de ese olor a leche podrida 
 
sobre-poblar tu cerebro 
con voces intermitentes 
de psicópatas y amantes 
enfurecidos, hablando a la par 
de la voz interna, que evoca 
las victorias y las tinieblas 
 
estoy a un salto  
de perder la cordura 
(les he advertido antes) 
en líneas premonitorias 
es eso, o, quizá he invertido  
muchas horas en esto de escribir

Amarat