Robar estrellas contigo

Recostados sobre el pasto recién cortado,
bajo las constelaciones susurrándonos,
pon tu mano alrededor de mi cuello

logro sentir la vibración que origina
tener tu energía echada con la mía,
observando el eclipse entre hierbas

esperando el momento
en el que la luna se duerma
para que no vea lo que sucederá

mi suspiro se envuelve en tu hálito,
que con un beso sello, no tengas prisa,
no te adelantes por carreteras de cornisas

regálame un sueño en tus brazos,
este momento previo, no regresará
el pacto está sellado, no hay vuelta atrás

que nos ampare la ausencia
que nos envuelva la noche y el
silencio de vecinos por despertar

que nos hagan cómplice los grillos
y las ratas escondidas en el puente
que aquí no existen espectadores

pues la cámara de la cuadra está dañada
y nadie puede atestiguar que, tú y
yo, nos fuimos a robar estrellas

Amarat

Robar estrellas contigo

Anuncios

Agujero Negro

Hablaré del agujero negro que
en mi pecho ha erosionado,
hambriento consume 
uno a uno, mis órganos

Escribiré tal vez que
la mezcla de soledad y orgullo
me han dejado inestable,
contando los muertos

Imaginando las idas y vaivenes
del espectro que se marcha,
sí, te vas y arrasas con todo,
incinerando las memorias

Plasmaré en pocos versos
la fugacidad del multiverso
que se asemeja a deseos
escondidos del ayer

Fuerzas gravitatorias
conspiran contra mí;
quedo acunada en medio
de este agujero negro sinfín

Amarat

Desobedece, a veces 

Mis padres han dicho que soy una desobediente
porque antes de acceder a sus mandatos,
he preguntado ¿por qué?
he refutado los estándares
quién determina qué experiencia gozar o no
(de lo que hace una nena o no)

y sí, quizá soy una insubordinada,
desubicada chica del siglo XXI (con privilegios)
que cuestiona ¿por qué actuar como el resto?
a actuar como le nazca a uno
quizá lo opuesto a los valores
a los parámetros de lo comercial
-existencia que se me hace natural-

y no insinúo obviar consejos, jamás; mas,
imponerse ¡no le permitas a nadie!
que en los retazos de libertad
que ‘lo civil’ nos concede
eres libre de ser quién desees
de vestir cómo quieres, de pensar cómo quieres
de gustar como quieras, de amar a quién quieras,

de cometer los mismos errores, siempre,
puedes alejarte de quién conozcas,
comer y beber lo que te plazca,
tú eres libre de vivir a tu manera
mientras no lastimes a cualquiera,
digo, vamos, aguanta, no cedas. 

Amarat

Lento 

el paso del tiempo ¡no existe!
es veloz como un relámpago
es lento como el desamor

es ayer, como 1. 9. 9. 2
y es mañana como un moriré
relativo como mis tardanzas

el tiempo es una ilusión
que me hace creer que vivo
aunque hace mil años morí

como la cultura egipcia
como el imperio inca
estuve aquí y desaparecí

una mañana accidentada
una tarde imprevista
una noche que decidí

me fui, nos iremos juntos,
así, en un río darán a parar
cenizas de nuestros sueños. 

Amarat

Rebelarte

Soy nube y galaxia   
un halo, un viaje, 
un rostro rebelde  
un extraterrestre 
 
curiosidad, melancolía, 
una fotografía, un otoño, 
soy ruido a veces silencio   
soy unos cuantos minutos 
 
una canción, una amistad 
unos previos, un problema   
un te quiero y un hasta luego  
soy una historia y sus secretos 
 
una distancia kilométrica  
una madrugada a solas
el músico de mis sueños   
la huella bajo la lluvia 
 
magia acorralada en un frasco:
escribo sublimes absurdo 
de un alma atrapada en
el mundo de concreto 
 
pensamiento creativo, 
lo extraviado de la fe, 
no vivo, no muero, 
solo ando por aquí

Amarat

Nacimiento

del caos nací
la noche de
un miércoles
con las estrellas
instalándose

en mi vida

entre la alegría
de mi madre
y el – ¡por fin! –
del doctor

salí a este mundo
sin mucho dolor

a mí,
me parieron

con amor,
sin control
como quizá
a otros, no

sin embargo,
descuida que

lo que viene
en un futuro,
sólo depende
de tu acción.

Amarat

img_2115

Swing

Lentejuelas de colores 
ondas en expansión
cubre plazas vacantes

magma saltarina,
masa no newtoniana
te desplazas al ritmo

mi piel se eriza,
tu silbido dentro  
de mis tímpanos   

me induce a oscilar
moverme al compás 
pongámonos en marcha 
 

honremos la música
de nuestros ancestros
¡echémonos a bailar! 

Amarat

img_0948

Whisky

Y si me enamoro de ti 
que eres un enigma,   
que eres controversia, 
acariciarías mi frente por horas,  
tus pulgares trenzarían cabellos, 
me abandonaría en tu cintura   
 
sumergiéndome en tu ombligo, 
podría besar tu celestial centro, 
absorber la miel dentro de él… 
qué ocurre si me enamoro de ti,  
si relegamos que eres una utopía, 
qué ocurre si me pierdo en tu boca
 
quien con dulzura me besa, 
quien con temor se aleja, 
podría enamorarme de ti 
una velada taciturna como esta, 
en la cual admiro tus ojos sellados, 
en cual aspiro tu hedor de frambuesas   
 
también podría deslizarme
entre aquellas piernas, 
olvidando mi apellido  
en un bosque infinito; 
yo podría enamorarme de ti   
o como ahora, dejarte partir

Amarat

whisky

Tormenta

Tengo noches pésimas
en las que mi compañía
se acaba a sorbos

en las que podría
echarme llave
en una torre alta

noches solitarias
como el alma que
deambula en pena

noches silenciosas
capaces de arrancar
una lágrima a Dios

Diosa que lucha
para no desvanecerse
ante soplos forasteros

ya llega la tormenta
ojalá esta se pase sin
muchas vidas a su cuenta

Amarat

tormenta amarat

Libertad

No sabemos -de hecho- lo que eres,
concepto inefable puesto en palabra
¿Dónde será que te obtengo?
Quizá en campos de la infancia
entre montes de mi hipotálamo

No, no tienes cabida en este plano,
sin embargo, libertad, sin embargo,
te siento en esta grieta en la que
me arropo a diario, para darme
espacio, resguardo del tiempo,
que no mide el cómo pasa

Libertad

¿Será que nacemos contigo?
o que si quiera te conocemos,
o es que nos fuiste arrebatada
incluso antes de poder palparte,
por qué te siento jaula en pecho,
tu anhelo me instiga a perseguirte
como un buitre rondando la muerte

Mis ojos cerrados te oyen susurrar,
vuelcas en mí el sabor a esperanza
con esa sonrisa que compartimos,
te observo en una caricia solitaria 

Estás aquí, en calles del Centro
cuando la tomamos cientos,
reconquistando nuestros derechos;
eres paraíso en mi pensamiento
el sueño de Américaque no me vendieron
pero que hallo en el accionar fuera del guion
preestablecido -por autoridades extranjeras-

Libertad

Tal vez, eres un querer errado
que no nos han ni enseñado
porque nos vendaron párpados
(y manos) quizá no te conozco,
aunque eres inherente al alma, a lo mejor, si cerramos los ojos,
bien, hagámoslo ahora que quiero oír
el silbido de aves que habitan tus pulmones,
el canto de las sirenas que habitan tu garganta

Libertad, crisálida prometida,
sólo podré sentirte en la brisa,
en el intermedio de mis hemisferios,
no eres algo que halle en concreto
sino una vibración de mi epidermis,
eres un agasajo para mi cerebro,
la pausa entre realidad y fantasía
¿Será que dejarás de ser utopía?

Amarat

libertad