REMINISCENCIA  

Sonido a melancolía,
envuelve fantasmas
con los colores  
que te rodean

al fondo, arrebol
espera a desaparecer,
en esa deserción, 
el frescor del delirio

en esa falta siento  
la pasión extravagante
del mañana,
de quiénes esperan

en este minuto,
aprecio cada posibilidad,
ato siniestra la casualidad
valoro nuestra brevedad

refleja tu luz en
moléculas de hidrógeno
que se renuevan en un rayo
que se esfuma

¿Qué es existir?

si no momentos  
que se irán
como un día  
el sol también lo hará

Amarat

Anuncios

Música de ti

un instinto inunda mis latidos
cuando escucho una gota caer,
vacilar entre vacío y eternidad
un sonido interrumpe el inagotable
abarca la sala en la que descanso
una melodía que suena a blues  

¿a dónde vas sinfonía? ¿a mis sueños o junto al mar?
la persigo, cautelosa, por si eligiese escapar
la persigo, me fusiono, musicalidad te recuerda
a ti y tus deliciosos acordes de guitarra vieja
a paradisíacas composiciones de tu ser
a la armonía que transmites al tocar

a esa, tu voz que aporta improvisación
ritmos internos que invitan a despertar
ante el acorde sucio con precisión,
métrica acompasada y cadenciosa,
música tuya, de mis oídos; alternancia,
acompaña, teclado, esta sucesión pausada

sonoridad, transportame en una nota,
no afines, que nos dejas esperando por más,
composición tuya, que hace partituras vibrar,
sensación multicolor que hace tu pieza triunfal
así que gracias, gracias, por esta la música de ti
que eleva almas perdidas de los que vivimos sin fin

Amarat

Adiós

Crisantemo dorado,
distante,
no volveré a verte florecer
mi bahía no resguardará tu crecer  

Otros serán los visitantes
de tu trascurso
otros serán los lirios
que te rodeen  

Oh crisantemo mío,
no adornas más mis tardes,
te arranco de mi jardín secreto
me revuelco en la tierra ausente 

Podrido,
el campo humeante, vacío,
te digo adiós
con un beso en la frente

Amarat

img_2377

General Sherman

A las rodillas del tallo
de un arcaico árbol
he venido a apoyar
las vértebras

un martes
mientras regreso
del mercado  

Reposo mi andar
en sus raíces
mi espíritu se calma
abalanzado por ramas

acariciado por hojas,
se calma como el
llanto de un niño

Su tronco de madera oscura
me columpia revelándome
a fieras pasadas
-distrayéndome-

con frutos redondos,
calma el lamento;
al menos por ahora

Amarat

img_2228

Gravedad

Una bocanada del humo
del que exhalo
se revuelca con el viento
en un juego pretencioso
de quién lleva
el poder

mas, el humo del que exhalo
se rinde de antemano
extinguiéndose al roce de la brisa

hay cosas que no perduran
emergen brevemente
se van como si nada
y si no las miras
fijamente
el lapso de su estancia 

Las perderás
una y mil veces
(más)

Amarat

img_2202

Advertencia

Los caballos vuelan,
dan brincos al correr
elevan sus cuatro patas,
flotando en la atmósfera

los caballos nadan,
se sumergen en ríos
y cruzan el Pacífico
con la cabeza en alto

los caballos escalan,
osados atraviesan riscos,
montes andinos que
trepan a gusto

puedes ser espectador,
con suerte, compañero,
pero evita ser dueño,
que los caballos sueñan

Amarat

img_2174

Nacimiento

del caos nací
la noche de
un miércoles
con las estrellas
instalándose

en mi vida

entre la alegría
de mi madre
y el – ¡por fin! –
del doctor

salí a este mundo
sin mucho dolor

a mí,
me parieron

con amor,
sin control
como quizá
a otros, no

sin embargo,
descuida que

lo que viene
en un futuro,
sólo depende
de tu acción.

Amarat

img_2115

Hincapié 

Despacio, despacito 
casi, casi, imperceptible 
Se apropian de tu entidad, 
cual juguete en un estante, 
planean, deciden, 
escogen por ti  

¿Cómo será tu existir?
¿Qué atajos has de seguir?
¿Por qué dejarlos?  
Y contentarlos, si al menos,  
la existencia imposible
 les puedes hacer

Amarat

img_1977

Whisky

Y si me enamoro de ti 
que eres un enigma,   
que eres controversia, 
acariciarías mi frente por horas,  
tus pulgares trenzarían cabellos, 
me abandonaría en tu cintura   
 
sumergiéndome en tu ombligo, 
podría besar tu celestial centro, 
absorber la miel dentro de él… 
qué ocurre si me enamoro de ti,  
si relegamos que eres una utopía, 
qué ocurre si me pierdo en tu boca
 
quien con dulzura me besa, 
quien con temor se aleja, 
podría enamorarme de ti 
una velada taciturna como esta, 
en la cual admiro tus ojos sellados, 
en cual aspiro tu hedor de frambuesas   
 
también podría deslizarme
entre aquellas piernas, 
olvidando mi apellido  
en un bosque infinito; 
yo podría enamorarme de ti   
o como ahora, dejarte partir

Amarat

whisky