No te amo

no te amo, 
sin embargo, 
estoy llorando 
 
recreando alboradas 
reconstruyendo el castillo, 
qué es lo que extraño de ti 
 
no entiendo  
cómo aún hieres, 
sé que ya no estás 
 
no hay regreso 
ni poemas que  
acompañar 
 
he borrado canciones; 
sin embargo logras colarte 
como un gusano en la manzana 
 
esa minúscula grieta 
colapsa el tanque 
que se resiste a abrir 
 
pero es tan pequeña 
que no lo nota, hasta  
que un sábado explota 
 
doblo la esquina de la hoja 
para resaltar ese pasaje 
enmarco tu retrato 
 
le prendo fuego 
le tiro agua hirviendo 
y aún no lo consigo 
 
qué hago si no te olvido 
qué hago si no te amo 
¿cómo sobrevivo?

Amarat

no-t-e-amo

Anuncios

No tienes cabida

Hay corazones trasparentes
como el canto de un ruiseñor
ellos, por contrario al anhelo,
no fueron hechos para este orbe
lo corroboran las prontas partidas,
un corazón cuyo amor es fuego vibrante
no le pertenece a la jerarquía en Tierra

esta cárcel circular que habitamos
es sólo apta para quién sobrevive
para quién manipula alientos foráneos;
no para aquellos que no ven la inmundicia
la fase decrépita en la que nos hallamos,
no, sus ojos fueron sellados,
preservando su inocencia
con bendita ignorancia

sus días fueron desborde de felicidad,
hasta el último de ellos fue matizado
con aprecio sincero por la humanidad,
ellos no vieron los hilos que nos jalan
ni sufrieron la derrota de sus sueños
¿hay acaso algo más puro que eso?

ven, alúmbranos un rato
con tus gratos recuerdos,
que el sendero se complica
o lo enmarañamos nosotros,
al decidir hurgar en los intestinos
de un monstruo llamado sistema
¡oh, luminoso ser ido! que tu fe
se me contagie con un canto

que, por lo menos, uno de nosotros,
descansa ya de la voracidad que rodea,
que, por lo menos, una de nosotras
se convertirá en polvo estelar,
mantente luz, ente pasajero,
y al menos de vez en cuando,
ven e iluminamos un tanto

Amarat

no-tienes-cabida

Máquina de Escribir

estoy cansada, mas, 
hay tantos párrafos 
que aún no he leído 
que requiero crearlos 
identificarme en frases 
¡burda manera de existir! 
 
determinar con un lápiz 
quién vive o quién no 
qué labios perduran 
a través de décadas 
qué heridas conservo 
para sangrarlas luego 
 
regocijarme en el odio, 
volver a llorar las penas, 
explotarlas, recurrir a ese 
sentir, una y otra y otra vez 
inundarme de esta náusea 
de ese olor a leche podrida 
 
sobre-poblar tu cerebro 
con voces intermitentes 
de psicópatas y amantes 
enfurecidos, hablando a la par 
de la voz interna, que evoca 
las victorias y las tinieblas 
 
estoy a un salto  
de perder la cordura 
(les he advertido antes) 
en líneas premonitorias 
es eso, o, quizá he invertido  
muchas horas en esto de escribir

Amarat

maquina-de-escribir-poema

Antes de jalar el gatillo

No espero a que apuntes tu arma 
antes saco la mía, por precaución, 
la sostengo debajo de la mesa  
apuntando directo a tu vientre 
 
estoy esperando que pronuncies 
la combinación inexacta de palabras 
que proporcionen una razón inicua 
para volar el lugar en un santiamén 
 
tu lengua a penas articula silabas, 
mas, estoy dispuesta a despellejar 
tus argumentos, porque, vamos, casi 
leo tu mente a 10 cuadras de distancia 
 
repentinamente, pronuncias otra fórmula 
destruyes mis prejuicios, mi ego me ridiculiza 
muestra lo apurada que estoy en dar respuesta 
en vez de escuchar de lo que habla el opositor 
 
me demuestras que es posible sorprenderse  
que no me corresponde juzgarte sin escuchar 
y la lección más valiosa que obtengo de ti es que, 
no es conveniente portar armas en una conversación 

Amarat

antes-de-jalar