Ventana

ventanaaazCuadro de Daniel Formigo , España. Técnica: Óleo

Ventana azul que muestra complejidades,
por la cual me inmiscuyo hacia tu esencia,
la miro fijamente, la miro y tiemblo,
preguntas impertinentes, oscilaciones inexistentes
ventana perpendicular, se puede saber ¿a dónde me llevas?
aspiro ver el espíritu de un extraño, persigo develar la verdad,
ambiciono entrar en ti, ver a través de ti, pero temo,
hay fronteras, alguien me jala impidiéndome cruzar;
soy yo, es mi sombra, me jala los pies cual demonio enfurecido,
no me permite ver, no me deja entrar, me dice que esto no es para mí
-¿qué lo es entonces?- tengo una imagen: el cosmos entero,
¿dónde estás? ¿Cómo logras escapar de la habitación anexa?

Ecos me llaman desde dentro, invitándome a pasar;
veo una figura, una luz tenue, no distingo con exactitud,
es un cuerpo, dos ánimas y de pronto: un antifaz
eres polvo, eres mito y yo tengo que cruzar.
me miras, te escondes, me vuelves a observar,
por lo visto también me espías ¿es que ves lo mismo?
madurez, calma, percusión,
voy donde un crepúsculo se torna gris, un boulevard, voces ajenas
puedo percibir el frescor del viento, aquel es otro planeta
temo entrar y desconocerme a mí
temo entrar y desconocer palabras soñolientas de amanecidas

cadenas imperceptibles atan mis tobillos, me mantienen cautiva
habito mi mente, pensando, tramando,
escucho pasos que trazan rutas disponibles, estos me transportan a ti,
debo levantar el vuelo, prometí aterrizar en enero
¿aún esperas en la superficie lunar? ¿aún esperas cruce el umbral?
llegaré como ráfaga a inspirarte, a reanimarte
esto aumenta las ansias y desespera al reloj,
cansada de reproches, me decido a pasar,
al fondo de aquella ventana: desenfoque y lo foráneo esperando
al fondo, agua, mar y un piso mojado
al fondo, un dejavú, un filtro, el nirvana

sensaciones sensacionales, un espacio, un aroma, una unión,
estoy a punto de entrar, dame una pista -quizá dos-
cuéntame que divisaré, nárrame apacibles quimeras
dejo atrás recelos, inseguridades y amores antiguos
dejo atrás grandes vivencias y las malas, en una bitácora escondida;
estoy dispuesta a explorar, respiro, exhalo lento… tambaleo
¿qué pasa si entro y me evaporo? ¿Quién irá a mi aterrizaje?
obstruyo mi vista, subo un escalón, estoy aproximándome,
mis párpados van a abrirse, lo impido, no necesito ver, saltaré,
mis piernas tiritan, percibo un repaso de mi estancia
voy a conservarlo, aferrarme a él, mas, la estrecha ventana, borra, desprecia…

ahí va, mi final respiro, salto, no hay vuelta atrás
un tobogán y aún me acuerdo, me deslizo suavemente
un oleaje, soplo suave, fosforescencia que sofoca
una figura, cejas remotamente difusas
salgo casi expulsada de aquella rampa
me atrapa aquel inexplorado terreno ¿dónde estoy?
luce apartado como amigable, veo aquel extraño del espejo sinfín
lo miro y casi siento que podría alojarme aquí,
mas, volteo, veo una ventana de madera, un umbral,
me pregunto qué habrá tras esa estrecha ventana de madera azul
¿Será que descubriré lo que hay detrás?

 

Amarat

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s